Seguidores de este blog

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Catalina Zentner

Uno se pregunta muchas veces, si existe ese instante revelador que nos devuelve el reflejo de lo que somos y lo que queremos ser. No sé cuando sucedió, pero en algún momento impreciso e irrepetible, supe que la pasión por vibrar en la palabra tenía para mí un solo camino: el de la poesía.
Tal vez el lugar de mi nacimiento en Corrientes, una provincia mágica de la Argentina habitada por duendes nacidos de los mitos guaraníes, plenos de poesía y amor por la Naturaleza, tiene que ver con esta pasión por el destello, casi siempre inalcanzable y subyugante.
Me llamo Catalina, y mi niñez y adolescencia transcurrieron en Asunción (Paraguay).
A los dieciséis años regresé al sortilegio de mi solar natal, donde permanecí hasta el año 2002 en que los vientos del Destino me trajeron hasta Kfar Saba, Israel, donde ahora corren “mis trabajos y mis días”.
Desde niña, alentada por las anécdotas de mis abuelos y mi padre, dejé volar mi fantasía y puse colores a mis sueños.
Entonces, descubrí que escribir poesía era para mí una elección de vida.
Y se sucedieron algunos premios en Concursos Regionales y Nacionales en Argentina, la publicación de los poemarios: “Voces” (1987), “De formularios, duendes y otras obsesiones”, (1990), “El Vinculo del árbol”, 1991, “Orígenes, poemas de la tierra”, en 1992, el cual obtuvo el Primer Premio a la Obra Edita en el rubro Poesía, otorgado por la Subsecretaría de Cultura de la Provincia de Corrientes, correspondiente al Bienio 1991-1992, “Contracanto” (1994), “Entre las Piedras del Silencio” (1996) y “Donde Moran los Ángeles” (2000). Casi todos estos libros fueron presentados por la Sociedad Argentina de Escritores de Buenos Aires en la sede de la Institución o en el Museo Roca.
El gran escritor Augusto Roa Bastos, presentó el panel del que formé parte en el Encuentro de Mujeres que Escriben entre Dos Ríos, realizado en Asunción, Paraguay en 1999, con la participación de escritoras de dicho país y de Argentina.
He sido incluída en las antologías:
13 narradores de Corrientes y Cuentos para niños de Escritores Correntinos, editados por la Universidad Nacional del Nordeste, Argentina, y la Colección de Cuentos Eróticos “Medias Negras cayendo de las ligas”, editada por Editorial Al Margen de La Plata, Argentina en el año 2004.
Medias Negras cayendo de las Ligas
, selección de cuentos eróticos escritos por mujeres, editado por Ediciones al Margen de La Plata, Argentina. (2003)
Antología de Cuentos Correntinos y Valencianos, de Ediciones Moglia, Argentina. (2005).
Actualmente formo parte del Grupo Literario Café con Letras en Kfar Saba, Israel, compuesto con un grupo de escritores argentinos que se reúnen semanalmente en la Biblioteca Municipal para compartir buenos momentos y leer y comentar nuestros escritos.
Por otra parte, soy Owner de la Comunidad Literaria Estrellas y Latidos que, desde julio de 2005, forma parte del vasto universo poético de Internet y responsable de la Revista Virtual Estrellas Poéticas, que va por el número 21 y abarca una variedad temática, a cargo de exquisitos columnistas de España, Argentina, México e Israel.

Catalina Zentner
.
.
.
.
Trabajos de Catalina:
.
.
.
.

Ese día….

Ese día la nostalgia se deslizó por la ventana del bar donde una vez sellamos con borra de café nuestros destinos.
Amarte fue un relámpago de furia, un tornasol de fuego diamantino, un milagro brotado en el asfalto.
Hoy de lejos te nombro.
Alguien que no conozco, se acercará en silencio para rezar responsos a mi lado.
.
.
.
.
FINAL

Dime si he sido prisionero de una sombra, el que se oculta detrás del aire de tus días,
El que duerme su soledad en un lecho de llamas y, ciego de rocío,
se lanza hacia las brumas de un puerto inaccesible.

No me duele este adiós que trepa mi cansancio y se diluye en la agonía de lo irremediable. Tampoco el desvarío que sopla la memoria y se hunde en el bramido del naufragio. He perdido mis plumas en cada intento de volar sobre ruinas olvidadas
y barrancos donde el dolor se esconde.

Solamente me abrigo en una dulce, inexplicable, tonta resignación a la que me prendo con ansiedad desesperada para desterrar a los espectros que me habitan.
Y pueda llegar alguna vez a la bahía de resplandores ciertos para que el sortilegio de la vida borre las cicatrices del olvido.
.
.
.
.

PEDIR

No pido lo imposible
me basta con saberte
en el extremo de mis sueños
acompañando mis desvelos
con la palabra que me abrigue.

Pido un instante de milagro
y de esperanzas repartidas
bosques de verdes transparencias
un duende azul en mi bolsillo.

Y echar a vuelo mil campanas
y caminar bajo la lluvia
y hacer barquitos de papel
para botarlos en los charcos.

Pido un rincón para mis sueños
un barrilete de colores
pido encontrarte y de tu mano
sortear sin miedo los abismos.
.
.
.
.
SOMOS LATINOAMÉRICA



(Catalina Zentner, Corrientes, 1999)

Por todas las arterias de América
corre un río invisible.
En su garganta un grito
más que un grito un aullido
que sangra sin remedio.

Somos Latinoamérica.
Nos inventó el silencio de la cordillera.
Nos calentó las manos el sol del trópico.
Y nuestros pies llagados
encontraron descanso
en sus lagos azules.
Y nuestros ojos
hallaron el alivio
en su verde infinito.

La rosa de los vientos
nos dispersó hacia los cuatro puntos cardinales.
El viento de sus valles calchaquíes
nos tejió un mapa de arrugas en la frente.
Y nos tornamos duros
como los minerales que duermen en su vientre.

Porque de cada piedra se nos pegó su fuerza.
Porque de cada orilla bebimos la frescura.

Somos Latinoamérica.
Somos el río que corre en sus arterias.
Somos la noche negra de su cintura desgarrada.
Somos los tabacales y los algodonales.
Somos el maya y el azteca, el oro y la canela.

Somos sus islas
-hojas desprendidas de la rama madre-
aturdidas de sol y de palmeras
y también las australes
creada por Dios Viento
para estrenar su reino de silencio y misterio.

Somos las voces de los que ya no están.
Somos los ojos vigilantes que miran desde el fondo de la tierra.

Somos el río subterráneo que baja de las favelas
para lamer los pies del gigante de acero.

Recorremos de a una sus arterias
como si fueran calles de una ciudad,
la nuestra.
Y convergemos
hasta el corazón de Hispanoamérica
para insuflarle el aire que precisa
y permanezca
con los ojos volcados hacia adentro
para engendrar su nueva criatura
con la mirada azul de un tiempo nuevo.
Acaso sin palomas ni campanas.
Acaso en los umbrales de nuevos sufrimientos.

Somos Latinoamérica.
Somos el grito,
las raíces
la leyenda,
el verde lujurioso de sus selvas,
la rabia desbordada de sus aguas,
el viento blanco que dibuja perfiles
en las cumbres heladas,
los desérticos valles de calientes arenas,
el indio y el mestizo,
el cóndor y la piedra.

Somos el pan y el río.
El vino y el tabaco.
El sol ardiente del estío.
Somos las manos que acarician la tierra
y le ganan espacio a la avidez del agua.

Somos Latinoamérica.
Somos.
Por eso estamos, todavía.
.
.
.
.
ÉL QUIERE

Quiere escribir sus versos un poco a la deriva, sin ramales oscuros ni marcas de tristeza.
Sus sueños simples son, su escritura también. Creen de las cigarras el canto necesario y alguna vez describe su encuentro con sirenas, cierta tarde de marzo en una ignota playa.
Él camina. Sus pasos lo llevan dondequiera y le duele volver.
Hoy su visión enfoca una calle arbolada cruzada por carretas cargadas de hortalizas. Tropieza con un niño que juega a la rayuela. Y luego, en la lumbrera, ve a una muchacha tímida aireando al sol las sábanas que arroparon sus ansias.
Él sabe que no es sueño, que son seres auténticos, sedimentos de un todo, fragmentos de utopías. Que es posible el camino lado a lado, sin prisas, ni ídolos de barro ni dioses antagónicos.
Quiere narrar un cuento dando vuelta la historia pero no sabe cómo ¿Dónde están las palabras que ha perdido el poeta? ¿Dónde se esconde el verde y los pájaros de Trejo?
Yace su mano inmóvil como sobre una tumba y cierra su cuaderno, tal vez hasta mañana.
Entretanto la lluvia revive los helechos y una hilera de hormigas avanza en línea recta.


Los pájaros de Trejo, se refieren al poema de Mario Trejo Los pájaros perdidos, musicalizado por Astor Piazzolla.



Hoy escribe el silencio…

Escribe desde lo más recóndito del alma, desde ese lugar en donde lo negro se aposenta para que nadie vea el filo del cuchillo que marca cada grieta en el sendero de la sangre.

Escribe desde mí y hacia vos, con la bandera rota de los vencidos, estropajo que sucumbió a pesadillas nocturnas y abisales en el silencio apócrifo de los que no saben remontar fracasos y decepciones y se dejan transcurrir a la espera de que Ella, veleidosa y amante, salvadora y procaz, tienda su mano helada y nos rescate.

Hoy escribe el silencio. Afuera alguien silba una melodía, un niño remonta un barrilete, una muchacha acude hasta el amado, un pájaro con un ala quebrada, se estrella irremediable en el asfalto.
.
..
.
..
Enlaces de ínteres:

.

.

14 comentarios:

  1. Querida amiga Caty, es un placer para mi que estés aquí. Bienvenida al blog de mis amigos, donde a partir de ahora brillará tu bellísimo trabajo.

    Erika

    ResponderEliminar
  2. Felicidades Cata Poeta por este merecido reconocimiento a tu palabra, felicidades Erika por esta tarea de difundir a "otro".
    Un abrazo a ambas, Gus.

    ResponderEliminar
  3. un merecido homenaje a quien pone corazón, alma y letras en la vida de todos la que le conocemos y seguimos compartiendo sueños, nuevos sueños, ilusiones, esperanzas, deseos y realidades.
    ENHORABUENA CATA!!!!

    Verónica,
    quien siempre te acompañará en todos los pasos de la vida.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1:59

    CATALINA:COMO SIEMPRE, ES MARAVILLOSO REDESCUBRIRTE... FELICITACIONES A ERIKA POR SU GENEROSIDAD...BESOS... Ramón Rojas Morel

    ResponderEliminar
  5. Siempre es un placer leer a Catalina.
    Felicitaciones por esta inclusión poética de una poeta excelente.
    besos
    Elisabet

    ResponderEliminar
  6. Dulce Erika, has hecho un trabajo excelente y te agradezco emocionada esta lugar en tu Blog y en tu vida.
    A quienes hay dejado su palabra amiga, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  7. Erika: te ha quedado maravilloso este trabajo... por fin las veo más de cerca!!! Qué buen gesto este de darle cabida también a nuestra querida Cata. Los escritos son maravillosos.
    Les dejo abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Cata querida, mi amiga Rompehuevo, única, amable, fuerte, generosa. Sabes que mi vida tienes un lugar especial, Estrellas significa mucho para mi. Saludos de Hugo, los dos apreciamos tus letras, ya lo sabes; claro que si escritora de valìa. Besos desde Huacho en este momento, Julia

    ResponderEliminar
  9. Caty: leerte es seguir creciendo y regocijarse al hacerlo, aprendi a conocerte y quererte, ese afecto puro y ayuda desinteresada es sinominia con lo que das de poesía.
    gracias , gracias por ser parte de mi crecimiento como poeta, tus letras son como tu persona buenas y salubre.

    SANTOAMOR

    ResponderEliminar
  10. Gracias por existir, gracias por compartir...
    Gracias amiga de la palabra amiga...

    Te pido permiso para publicar tu bello poema de "Somos Latinoamérica" en mi humilde blog.

    Gracias

    ResponderEliminar
  11. Gustavo, Ramón, Elisa, Vero, More, Julia, Juan Ricardo,mi abrazo y muchas gracias.

    Juan Carlos, puedes usar el material, con mucho gusto.

    Abrazos,

    Catalina

    ResponderEliminar
  12. More, un beso y la alegría de encontrarte.

    ResponderEliminar
  13. ♥ BRINDEMOS JUNTOS ESTA NAVIDAD ♥

    ♥ FELIZ NAVIDAD 2008 ♥


    |||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||



    Brindo al SEÑOR de La Vida, de La Amistad, de La Esperanza, porque cada segundo que transcurre te llevamos en nuestra mente, en cada respiración, en cada palpitar...

    Brindo por ti, MADRE, que por ti vinimos a la vida; en ti, encontramos el primer abrazo; en ti, conocimos la ternura; La dulce mirada que ilumina nuestros sueños, nuestro mundo y nuestro cielo, desde el claro amanecer hasta el ocaso.

    Brindo por ti, PADRE, que nos sentimos protegidos y resguardados.

    Brindo por la vida; por la vida misma que nos ha brindado ideales a lo largo del camino, por los sueños que hemos visto hechos realidad, por los buenos momentos felices que hemos compartido, por los buenos amigos especiales que hemos conocido.

    Brindo por Ti Amig@ por darme aquel consejo no pedido y no agradecido, por escuchar aquellas frases que digo sin sentido, por entender aquellas palabras que digo cuando estoy herido, por mostrarme el camino cuando estoy perdido.

    Brindo por los ausentes y siempre, presentes... para que brindemos juntos en el eterno banquete de nuestro Rey Servidor...

    Brindo por Venezuela y por América Latina, porque creo en su historia y en su futuro... En estos momentos de oscuridad, levantemos la mirada, que está amaneciendo...

    Brindemos Por sus tierras, por sus ríos, por sus mares, por su flora, por su fauna, por sus gentes...

    Brindo, para que no exista egoísmo, sino amistad; para que no exista tristeza, sino alegría; para que no exista engaño, sino sinceridad; para que cada uno de nosotros recobre la confianza que hemos perdido; para que seamos lo suficientemente fuertes para afrontar con responsabilidad y honestidad los obstáculos o dificultades que se nos presenta en el transcurrir de la vida.

    Brindo por los Maestros; por creer en nosotros, por su dedicación en sembrar conciencias... Por su vocación sacrificada con mirada de esperanza...

    Es Navidad:

    ¡es la hora de la alegría!
    Sí a la sonrisa de un Niño,
    sí a la amistad de los hombres y de las mujeres.

    No a la amargura de noches largas,
    de muchos días negros.
    No a los pesimistas, agoreros de la libertad.
    No a la tristeza.

    ¡Esta es la hora de la alegría,
    y no queremos más tristezas!

    Brindemos por un mundo de risa clara,
    de sonrisas limpias llenas
    de dentífricos de Amor...

    Por la Paz, que renazca para siempre
    de estas cenizas,
    que resurja como arco-iris-de-amor-
    paloma-de-paz.

    Por las ilusiones que dan vida a nuestro ser,
    por los valores humanos,
    por la humanidad entera.

    Por el recuerdo de los buenos amigos,
    para que sean más
    en una cadena de manos unidas mirando al sol,
    mirando al mar, otra vez a nuestro mar...

    Para que desaparezcan algunos gramos
    de mal entendimiento nacional e internacional,
    por el que no está a gusto,
    por el que no se encuentra,
    por el que no sabe vivir o no le dejan vivir.

    Por el solitario...
    Por el que no sabe amar ni reír...

    Brindemos para que este néctar de esperanza
    mezclado con gotas de ilusión,
    rodajas de paz y guindas de ternura
    nos devuelva algo nuestro
    que perdimos en la noche de la vida...

    Brindo con las copas de todos los árboles de la tierra para que nazcan sonrisas en el corazón del hombre y de la mujer.

    Brindo por la fuerza renovadora de la mar

    Para que nos limpie a nosotros y nos llene de respeto y Veneración por la vida de la vida...

    ¡Brindemos de verdad!

    ¡Cambiemos nuestras vidas!
    Choquemos nuestros vasos.

    Es Navidad: Créetelo...
    ¡hora de la Alegría! ¡hora de la Esperanza!

    Brindo por nuestr@s hij@s : Latinoamérica del futuro...

    Brindo por mis enemigos, para que celebremos el perdón.

    Brindo por la Paz, por la Justicia, por la libertad solidaria...

    Brindo por la humanidad...

    Brindo brindándome a ti, brindándote:

    FELIZ NAVIDAD 2008
    Juan Carlos Vázquez (Yanka)
    http://elrincondeyanka.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  14. Mi amiga Caty, que gran gozo encontrarme en tus palabras, identificarme en tu sentir.

    Un abrazo afectuoso,
    Rbk

    ResponderEliminar

Porque es bello dejar la huella después de haber pasado, sobretodo si es para felicitar a este autor...

***Erika Martínez, administradora de esta página informa: Por respeto a los escritores aquí publicados se informa que los comentarios de contenido ofensivo no serán publicados***