Seguidores de este blog

miércoles, 6 de agosto de 2008

Said Farah Ceh

Said Farah Ceh nació en la ciudad de Mérida, Yucatán, México en 1984.

Actualmente es pasante de Psicólogo por la Universidad Autónoma de Yucatán. Interesado desde temprana edad en las bellas artes, especialmente la literatura y la fotografía, un autodidacta empedernido.

Ha radicado en espacios diferidos de tiempo en la ciudad de New York, donde se consolidó como artista; también tiene estudios en escultura de cerámica por la escuela de artes liberales Pitzer College, en Claremont, CA.

Para leer a Said, puedes visitarlo en su pagina http://besosdejudasaid.blogspotcom/ ahora que si bien, quieres leer pequeños pensamientos tomados de su cuaderno de anotaciones diarias, puedes visitarlo en http://cuadernoreciclado.blogspot.com/ y también es colaborador de la página http://ciudadsomnolienta.blogspot.com/ conformada por artistas desde distintas partes del globo.



Poemas de Said;



...Autoautopsia...

He visto muchísimas veces

esta hora, en mi reloj o en el de otros

y siempre miro cosas distintas

aunque este en el mismo lugar.

Y otra vez aquí,

me encuentro solo

solo, solito

solo con mi

solo conmigo

solo sin ti

solo sintigo.

Como una lámpara

encendida en el día,

inútil, como el condón

roto o como la ropa.

Y me veo
ahí acostado en mi camita,
pensando a cerca de NADA
o soñando, con casarme de
blanco y tener 2 hijos
(la parejita, para que se hagan compañía)

una casa grande pero acogedora
y un perro que juegue con mis hijos.

(mientras yo preparo una parrillada)

Pero los sueños...
¿que son los sueños?

Los sueños no son mas

que el recuerdo de lo
que queremos.

Pero la realidad

y ellos, nunca se ponen

de acuerdo, siempre se
pelean, y para mi

fortuna siempre gana

la realidad.
La estúpida realidad,

como el que no reconoce

su propia casa, o como

los que tiran basura a

la calle.

Tan estúpida, que siempre

tiene la razón, y su razón
es indistintamente diferente

de la mía, y por eso me

cae bien, siempre podemos

platicar, mucho.

Y me levanto, y

soy como un zombi,

muerto viviente, además

quiero comerme a la gente,

al mundo, a cucharadas
como de fudge. Y

lamerlas.
Me preguntan:

¿que tienes?

ganas de comerte (respondo)

Y se ríen (y vuelven a preguntar)

respondo, SUEÑO (para que dejen de chingar)

con razón (y asienten con la cabeza).

Ya que me como,

a dos o tres, o 5 o 9

regreso a cama, a dormir

por un día entero, o casi

entero y cuando despierto

es a la realidad, la

de siempre.

Y me decido a olvidar

el futuro, y es que

para ser feliz no necesito

un futuro perfecto
sino un pasado tranquilo.

...Hielos sabor sandía...


Ayer me levante con el pie izquierdo, pero vi la hora con el ojo derecho

El celular me exigía, con su voz a tono de Carmina Burana
que me despertara, y te diera los buenos días

y cuando pude abrir el izquierdo

ya no estabas.

Enciendo la televisión para ver

una película y me pides que ponga

Aprende Tv y yo no quiero, y cuando al fin me logras

convencer, te pido el control y ya

no estabas.

Baje las escaleras, fui a la sala

y me senté, con un vaso de agua de

sandia, con mucho hielo

mientras esperaba a que no llegaras.

Agarre mis llaves, encendí mi coche

y te fui a ver a tu casita, pero otra

dirección y no te parecías a ti, solo

en tu lunar, si el de la mano izquierda

que juntamos; y cuando extendí mi

mano para agarrar la tuya, te esfumaste.

Nos fuimos a tomar un café, platicamos

de eso que siempre platicamos, y de lo

mal que le hace el cigarro a tus pulmones

y a los míos, especialmente por mi asma

y cuando te reíste soltando el humo en mi cara

huiste tras esa cortina.

Luego te lleve a tu casa, la misma de siempre

y me dijiste que ahí no vivías, pero con otra voz,

seguí tus direcciones hasta llegar a tu casa, me invitaste

a pasar, pero yo tenia tarea y me tuve que ir, pero antes

de que te diera una excusa y sin un "con cuidado"

ya habías cerrado la puerta.

Y al final, regrese a mi casa

y me vi mascando hielo sabor sandia

en la sala, esperando,

esperando a que no llegaras.

...Yo no...

Alguna vez te has puesto

un suéter que huela a

alguien mas? y te lo

dejas por una semana

seguida, como si pudieras

hacer que regrese.

Ves el suéter,

y te ríes, como si fuera

la persona a la quien estuvieras

sonriéndole, y te acuerdas de

sus carcajadas. Y sus dientes.
Metes un brazo

y te transporta a su sala,

o a su cocina, mientras

los dos preparan algo

rico de comer, y en la

sala, se dan gusto.

Metes el otro

y regresas a ver esa

película completa de

Al Pacino, donde

no la hace de malo,

ni de mafioso, es

ciego.

Comienzas a meter

la cabeza y recuerdas

esa vez en la regadera

de aquel baño rustico en pleno

31, y todo lo que paso,

y lo que no paso y pudo

haber pasado.

Acaricias el suéter

disque para medio plancharlo

y luego lo besas, para

que dure el planchado, después

caes en la cuenta de que

huele a ti, y solo a ti

y te sientes ridículo.




Ese maquillaje que utilizas
y los zapatos, que
ni siquiera son de tu medida,
ocultan mucha de tu belleza,
pero nada de tu
fealdad, esa la
veo a leguas de distancia,
kilómetros, gramos...
Tu maldad, que no es

mas que una bondad

inmensa, pero muriendo

de inanición y deshidratándose
dando patadas de ahogada
y lastimando sin
querer...

Que tiene de especialhacer leyes?

que tienede especial decirnos como

debemos comportarnos? lo

especial es romper esas
leyes...

Entre colecciones

de sangre

perfecta, perfectamente
roja y ordenada.

Tu cabello largo
negro, negrísimo
te tapa el cuello y llega
hasta la espalda, y solo
quiero hacerlo a un lado,
levantarlo y darte por toda
una noche, besos en la nuca.





Ensayo sobre el arte,
ensayo sobre helarte y
hasta hoy, no lo consigo.

Te veo... y te entibio,
me acerco... te calientas,
te toco... te derrites,
me derrito y nos
fundimos, en uno solo
como cuando dos gotas de
agua, quieren matarse,
suicidarse en el congelador

clac! y se funden,
juntas, solas y a punto
de la muerte, pero
unidas la una a la otra,
heladas, congeladas.

Ensayo sobre helarte,
y por más que practico,
ensayo e intento, no he
conseguido helarte.

Ensayo sobre el arte,
el arte no enseña nada, no
es ciencia, pero que bonito
se siente.













Si volviera a ser un niño...
seguro te amaría toda la vida.

Si volviera a ser un adolescente...
seguro te odiaría toda la vida.

Si volviera a ser un adulto...
seguro aceptaría lo sucedido.

Si volviera a ser un anciano...
solo serias 33 minutos de conversación
a mis nietos (con una sonrisa en los labios).




Me encanta sentarme a observar
lo que escribo, no a leerlo...
Solo a observar la forma de
mis letras.



...Remordimienteme...


Que tanto lloras? si ni siquiera le

caías bien, si odiaba ir a tu casa porque

siempre le hacías lavarse las manos antes

de comer, aunque tu no lo hicieras; le encantaba
ponerte apodos, y también le encantaba
cuando no te presentabas a una reunión familiar,
aunque esto solo haya sucedidos en 2 ocasiones, te
cuento que cuando se iba de viaje, el rogaba
por no ir en tu camioneta, porque platicas puras pendejadas
y te molestabas mucho, muchísimo si el se echaba un pedo.
Que tanto lloras? si el no hubiese llorado por ti
ni yo, ni varios que conozco. Porque te pones mucho
perfume y siempre que saludas dejas tus labios rojos en
todos los cachetes, porque hablas de lo que no sabes, porque te
metes en lo que no debes, yo se que es por ignorancia
y te compadezco, te comprendo... no te justifico, pero no todos
te entienden, porque tus chistes son pésimos, porque no respetas,
porque juzgas, porque finges, porque vas a misa a criticar y sigues con tu
discurso de familia modelo (que va!, si estas divorciada)
Que tanto lloras? si de verdad lo
conocieras, sabrías que desde donde (chingados)
este, se esta riendo de todo este
circo, al que llamamos vida.
Lloras por remordimiento...
o miento?
.
.
.
Said Farah Ceh
.

13 comentarios:

  1. Said, muchas gracias por estar aquí. Fabuloso tu trabajo que ahora se expone en que a partir de hoy también es tu espacio.

    Erika

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Erika...
    y por aqui nos estaremos viendo.

    ResponderEliminar
  3. Un acierto Erika publicar a este escritor; me encantó realmente sus juegos lùdicos, su originalidad. Ya fui a sus blogs, gracias Erika.Abrazos desde Huacho de mar, Julia

    ResponderEliminar
  4. Lindo tu blogsite. Muy agradable lectura de los poetas reunidos. Felicidades.
    Un abrazo,
    carlos

    http://ocnaranja.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Vine a curiosear y es una maravilla este blog. Muy buenos poemas
    Besos
    Liliana.

    ResponderEliminar
  6. Bellísimos poemas.
    Erika es grato visitar esta página.

    besos
    Elisabet

    ResponderEliminar
  7. tiene un toque de humor delicioso

    (me gusta lo de ensayo sobre helarte, ja)

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos aquellos que de una u otra manera decidieron por iniciativa propia que lo que leyeron era bueno...

    y al que no le guste... que me escuche cantar.

    (para terminar de desencantarse)

    ResponderEliminar
  9. Te agradezco una vez más que estés en mi blog.

    Erika

    ResponderEliminar
  10. Me encanto el blog, Los poemas una maravilla. Muchas felicidades.
    Rosy Lara

    ResponderEliminar
  11. Me encanto el blog. Los poemas una maravilla. Que buen trabajo.
    Muchas felicidades.
    Rosy

    ResponderEliminar
  12. Rosy, muchas gracias doblemente,porque doble fue la felicitacion...


    espero que sigais pasandote para leer, aunque sea de reojo alguna de las cosas que siguen pasando en mi vida.

    ResponderEliminar
  13. fatima16:05

    hola
    me encanto tu blog
    es muy bueno
    t hace reflexionar

    esta muy bonito

    ResponderEliminar

Porque es bello dejar la huella después de haber pasado, sobretodo si es para felicitar a este autor...

***Erika Martínez, administradora de esta página informa: Por respeto a los escritores aquí publicados se informa que los comentarios de contenido ofensivo no serán publicados***